La casa de aire

El silencio pega fuerte, camina sobre nubes,
distancia no tangible.

Piezas oscuras y candentes,
pies descalzos que se queman con el frío.

Luz al fondo del pasillo, tenue,
tan cercana y tan distante.

El silencio que acompaña,
va tocando las paredes,
pies descalzos pisan fuerte;
no hay ventanas, sólo puertas…

Pasillo tenebroso al que no teme,
avanza, su mirada que no baja.
No hay guía, no hay camino,
solo sigue caminando.

Piso frío, quebradizo y puntiagudo.
La luz está más cerca, el viento viene y va,
las puertas que lo callan.

Manos; paredes ásperas, voz al aire,
el eco que da miedo, el silencio desespera.

Solo sigue caminando, la luz en el final;
Silencio, miedo. Ella, sigue caminando.

Anuncios

QUE SE VAYAN TODOS…

Como casi todos los uruguayos, cuando designaron a Tabárez como técnico de nuestra selección no estuve de acuerdo. Porque así somos los uruguayos, somos “NO”.
Luego de muchos años, varios entrenadores, cientos de jugadores me siento realmente identificado con nuestro equipo (porque al fútbol se juega en equipo), con nuestro proyecto y proceso de selección. El señor Oscar W. Tabárez nos demostró que con trabajo, dedicación, disciplina, organización y perseverancia se pueden conseguir grandes cosas.

Como todo en nuestro país siempre miramos el “árbol”, jamás el bosque. Nos olvidamos que está todo el trabajo sincronizado, desde la sub 17 hasta la mayor, nos olvidamos que estos jugadores a los cuales “putean” hace casi un año atrás nos regalaron una Copa América, que hace dos años atrás nos regalaron un Mundial que quizás muchos de nosotros no volveremos a ver. Nos olvidamos que a ésta selección que le llaman “club de amigos” es un grupo al cual se llega con trabajo, disciplina y dedicación… Nos olvidamos que en breve se irá Lugano y estará Coates, se irá Forlán y estará Ramírez, que tenemos Mono, Cebolla, Muslera, Suárez, Cavani, Cáceres, Godín para rato, porque nada en nuestra selección es porque sí ni de improvisto, todo está pensado y proyectado…
“Chau Maestro”, “Suárez cagón”, “Forlán retirate!”, hace un año atrás los “carteles” eran otros, había caravanas y homenajes, canciones y videos. Estoy seguro que éste proceso nos dará una nueva alegría, porque lo que aprendí del Maestro es que: “el camino es la recompensa”.

El primetime de Mark

Mucha gente se pregunta: ¿Cuál es el día en que hay más gente conectada a Facebook?”. La respuesta es clara: los domingos a la noche.Y a través de estos 4 puntos les comparto mi fundamento:

1. PÚBERES. Están siempre conectados, siempre!!! En clase, cuando salen a bailar, cuando duermen, siempre online. El nuevo slogan boy scout pasó de ser “Siempre listos” a “Siempre online”. Si tenés 15 años y menos de de 1.000 amigos sos un “pancho”, no entiendo como los menores de mi pueblo por ejemplo tienen más “amigos” en la red que la cantidad de habitantes del mismo.

2. BUITRES. Los domingos a la noche es temporada de “tiroteo”, chat, husmear lo que “agarraron” la noche anterior; investigan, buscan todos los álbumes relacionados a “Verano 2012”, “La Paloma 2012” en fin, en busca de alguna foto en paños menores de la diva en cuestión que otorgue el veredicto final.

3. EXCURSIONISTAS. Los que se fueron el fin de semana para “afuera” y entran para ver que novedades hay, chusmear alguna foto, ver si “una relación” pasó a “estar soltero/a” y también “compartir” sus actividades con el maravilloso álbum “Finde en Colonia”.

4. SERIOS. Nuestro querido amigo con 45 contactos. No te entra nunca pero como el domingo a la noche en la tele no hay una mierda para ver y no se sale porque al otro día se trabaja, entran a boludear.

Así de simple, los domingos a la noche estamos todos!

A MEDIAS. Parte 1.

6 de Enero de 1983, 22:50hs. (En algún lugar del cielo, sólo Dios sabe dónde).

San Pedro ha recibido una orden de trabajo, llega desde el pequeño poblado de Villa Tambores en Uruguay. Nino y Teresa (mis padres) han encargado un bello niño (o sea yo, me habían pedido de orejas chicas en lo posible, la genética familiar venía brava, no se pudo).
Pedro debe “preparar” el crío para entregarlo a las 6am del 7 de enero, siempre del Huso Horario DOS (2) HORAS al Oeste del meridiano de Greenwich.

Luego de un breve diálogo Jesús ordena a San Pedro que lo envíe futbolista, San Pedro (Pedrolo de ahora en más), comienza su trabajo, piensa en voz alta:
-¿Le va a gustar¿, (Se pregunta), “mmm…”, “la cumbia!”, marcó Marito, Chacho y Karibe!!

Así fue moldeando la personalidad del pequeño que debería entregar en Tacuarembó. La adicionó una fuerte dosis de “fanatismo”; ese niño consumirá televisión, diarios, radios solamente de fútbol, soñará con jugar en Italia, el Mediterráneo, uvas, remeras al cuerpo Armani, Dolce; autos deportivos y chicas rubias pagas.

Pronto el niño, Pedrolo se dispone a comenzar el proceso de entrega.

-“Jé!” (le dice a Jesús, hay confianza entre ellos), “tengo pronto el uruguayo de las 6am”…

A los cual Jesús responde con voz de preocupación:
– “Sabés una cosa Pedrolo? Perdón que te cambie la pisada (con un guiño en su ojo, pisada, futbolista…), pero no lo vamos a hacer futbolista…”

Pedrolo: (Me cago en Dios! piensa en su interior, no lo dice obviamente, no es boludo) -“No seas malo!!! Faltan 20 minutos pa’ la entrega y me decís eso!!!”

Jesús: -“Perdón pero ya le mandamos muchos futbolistas! Es más hace unas horas entregamos un par de talentos. Dame diez!.”

Pedrolo Con voz de enojo gritó: -“Bueno decime que hago ya lo armé para que fuera futbolista!!!”…

¡Gracias!

La gente de WordPress me comparte esto:
“Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto 2.600 veces en 2011.
Si el blog fuese un teleférico, se necesitarían alrededor de 43 viajes para llevar tantas personas.”

El arte de viajar: mi retiro

Para los que no saben soy hexa-campeón Nacional de “Ganar el apoya brazos en buses interdepartamentales”, título abalado por la Federación Sudamericana de Lucha de apoya brazos en buses interdepartamentales, la FSLABBI*, “fuslabi” le dice la gente.
Profesional desde el 2001, tengo el record de 98 viajes, 96 victorias, 1 empate técnico (compartimos codo) y 1 anulada pues mi compañero de viaje era tan gordo que ocupaba también parte de mi asiento.
Parece una boludez pero es un deporte muy complejo, hay que estar concentrado, atento, no dormirse, un mínimo movimiento puede desencadenar un duro golpe; hay que estudiar al rival, su celular, mochilas, reproductores… todo!

Es importante aclarar que mi fuerte es viajar sobre la ventanilla, ahí me siento más cómodo que sobre el pasillo, sobre la ventanilla tenés el “escape” de mirar hacia afuera para evitar el diálogo con el vecino de turno, gran punto a favor, como contraparte si tenes ganas de “mear” y se te duerme el acompañante, cagaste! o mejor dicho te measte!… Me molesta mucho viajar en el pasillo porque primero que nada te pecha todo el que pasa, el guarda, el niño, la doña, el bolso de la doña, todos!!! Encima si el de la ventanilla es de vejiga fácil te tenes que andar parando a cada rato…

Terminal de Tacuarembó. 14:10hs.
Mi viejo me despide a través de la ventanilla. Busco música en mi mp4 (iba a poner Ipod, tiene mucho más onda, pero no tengo uno de ellos), libro en mano (auspicia como sedante, leer me trae sueño no piensen que es de intelectual), pasaje en mano, la torre de control anuncia que estamos a cinco minutos de partir. Me quedo “boludeando”, elijo un tema, no me gusta, busco otro, tampoco, ahora sí, listo! Mando un mensajito, acomodo la almohadilla… Todo parece indicar que tendré uno de mis mejores viajes. Cómodo, será la victoria número 97!

Se sube una flaca, se sienta, coloca el codo y a la mierda récord, pelea perdida!

Ese fue mi último viaje…

* Los Yutong de Copsa no participar de dicha federación, son Chinos, por ende más pequeños y no se adaptan al estereotipo sudaremericano.

Para siempre…

Por tu alegría, tu paz.
Cómo a cada madrugada, allí estarás al pie del ómnibus para recibirme.
Verano o invierno en la plaza tu estarás.
Por cada paso que acompañaste a mi mamá; por cada atardecer de caminatas.
Por esas “charlas” post almuerzo. Por esas galletitas luego de la siesta.
Por ese cordoncito en el velorio.
Por todas esas madrugadas que me acompañaste a guardar el auto.
Por tu alegría, tu paz.
Tus noches de guardiana. Tu “noviete”.
¡Por todo eso y mucho más, siempre estarás ahí, Negra!

1. Jamás de los “jamases” subas fotos de tu etapa púber.

Parece ser una cuestión bastante obvia, pero son fotos que tiran por la borda toda la imagen que intentemos transmitir a través de la red. En cambio debemos estar atentos a los seres que les encanta rescatar fotos del pasado, siempre hay algún “boludo” que te etiqueta en la etapa liceal o símil, al son de “Que recuerdos…”, “Viejos tiempos aquellos…”, “Que épocas…”, marche foto de uniforme liceal (¿?), peinados con raya al medio (el famoso cabeza de libro), la cara hecha un choclo viviente, camisas de jean o championes con medias!!! Y para colmo en vez de etiquetarte en una foto (premisa básica del Facebook, se etiqueta UNA sola foto en un álbum y que el etiquetado elija luego las demás) te etiquetan en TODAS las fotos, la de la campera “nevada”, la del grano gigante en la nariz, la de la camisa con todos los botones prendidos… Esos seres piden a gritos: “Eliminar de mis amigos”.

ULTIMO ROUND: DE PIE

Iris azul que ya no ve. Días sin luz, sólo horas, largas horas de esperanza.
Trago amargo la soledad, que ingiere sin chistar.

Pocos valientes lo soportan. Pocos.

Para Pato y Mula en la vida todos debemos “perseguir nuestro hueso”,
¿Qué pasa cuando no parece haber un “hueso”?.

Telón negro, pero él no se rinde.
Pocos valientes lo soportan. Pocos.

En su rostro la misma alegría, esperanza;
su cama, fiel compañera que lo abriga,
atardeceres, la misma rutina: recibir un nuevo día que quizás le traiga luz.

No hay sol, ni luna, sólo noche, pero da pelea,
la campana que le acecha, último round.
La esperanza es su “hueso”.

¿CHISTE?

Funcionaria de la Caja de Profesionales intenta convencerme sobre el altruismo por el cual parece obrar dicho ente.

Funcionaria: -“…tené en cuenta toooodos los beneficios que tiene la Caja.”.
La interrumpo: -“¿Cuales son esos beneficios?”.
Funcionaria: -“Ehhhh, tenés préstamos y ta’ la jubilación…”.

Bajó su mirada. El silencio se comió nuestro diálogo…

YA LO DIJO GARDEL

cuando yo te vuelva a ver,
no habrá más penas ni olvido.“,
cantaba “El Mago”.

Soy del medio de la nada, tú eres urbe.
Vengo del verde y tú eres gris.

Siento que me llames, creo que me esperas.

Eres vía de escape a no se qué,
barajar, volver a dar. Recibir.

Cobarde y valiente. No lo sé.

No sé si me llamas o me escapo,
todo es rutina por aquí,
no sé si siento, o quiero creer,
mi terapia, peligroso trampolín.

Cobarde y valiente. No lo sé.

Tu olor, tus avenidas, tus teatros,
parques, bares, jardines. Tu fútbol.

Crecer, aprender, viajar, salir… salir.

A cada paso, a cada error,
más cerca estoy de ti.

Cobarde y valiente. No lo sé.

Tranquila “boluda”, en breve estoy ahí.

3. No agregues, no aceptes, tampoco incentives a tu madre, tía, o prima en edad avanzada a sumarte a esta red social.

Éste sequito de damas poseen en su interior una poción letal: para ellas nunca crecimos y suelen no entender mucho sobre informática, menos sobre la famosa red social, por ejemplo: no entienden que el muro es P Ú B L I C O!!!).
Entre sus actividades favoritas está la de subir fotos de cuando éramos niños, aman también regañarnos justamente en el MURO ante alguna situación que involucre alcohol, seres en ropas menores, etc. y lo peor de todos: son fanáticas de las anécdotas sobre nuestro pasado, es factible que en tu muro aparezcan palabras tales como: -“Te acordás hijito cuando te hiciste caca en la casa del tío José jaja”, ¿¿¿JAJA????
A partir de ese momento tu sobrenombre factiblemente pase a ser Caca, quizás luego termines siendo “Caqui”, con suerte…

ANGELES DEL INTERIOR.

Cuando todo parece caminar sobre su eje, una parada, un cambio, una pérdida y un final. Pero a cada final siempre hay un comienzo, nacer, renacer, no sé…
El camino parece largo, sinuoso, difícil ver lo que se viene, apenas podemos dar un paso. Crecemos, nacen, se envejecen y nosotros seguimos trazando nuestro recorrido. Ir, canas nuevas, volver, caras nuevas, arrugas, vos acá, ellos allá, ¿somos egoístas? ¿ley de la vida? ley partidaria. Miramos hacia adelante, algunos hacia atrás, ¿al costado?. Maduramos, envejecen, miramos hacia adelante cuando ellos en cambio miran hacia nosotros. Forjamos nuestro futuro, ellos lejos, a nuestros pies, orgullosos ¿Por qué? Puta ley de la vida! Yo camino, sigo, no vuelvo, los extraño… En esta calesita que es la vida, gira y gira, algún día se detendrá.

15 tips de levante en Facebook. Ampliaremos.

1. Jamás de los “jamases” subas fotos de tu etapa púber.
2. No abuses de las fotos cuando eras niño/a. Sólo una y tiernamente seleccionada.
3. No agregues, no aceptes, tampoco incentives a tu madre, tía, o prima en edad avanzada a sumarte a esta red social.
4. Jamás te conectes entre las 21hs de un sábado y las 20hs del domingo que le sigue.
5. Por más que estés en el lugar más exótico y divertido del mundo no postees nada.
6. Evita contacto con personas que tengan más de 1.000 amigos.
7. Ojo el individuo que tenga más de cien fotos de perfil.
8. Cuidado con el que postea más de 15 veces por día.
9. Analiza la cantidad de álbumes.
10. Es importante el tipo de “estado” que postea.
11. Analiza el tipo de foto de perfil que suele colocar.
12. Evita la gente que etiqueta a las personas en árboles de navidad, huevos de pascuas, etc.
13. Ojo si tiene su Facebook “abierto”.
14. Atención con el que tiene muchas cosas bloqueadas.
15. Analiza si juega, galletas de la suerte, pide frases, etc.

Don Ejemplo.

“Don Taroco” tiene 91 años, vive sólo; actualmente está preocupado por sus ojos, según los médicos su vista está muy desgastada producto de su edad, pero él no conforme con la opinión de uno, buscó a otro médico, otros tratamientos, da pelea.
Es un hombre sereno, callado, servicial, amable, querido por todos los vecinos del pueblo. No creo conocer a nadie que transmita tanta paz como él. Siempre está pendiente de la salud y bienestar de los demás.

A cada mañana se levanta y camina un kilómetro para ir a saludar a mis padres, luego de allí vuelve a atravesar el pueblo para ir al comedor municipal a almorzar. Los fines de semana se cocina, su amado guiso o su clásico pollo al horno. Siesta mediante, recorre a pasos lentos pero firmes en busca de sus quehaceres diarios, esa es su rutina; cada tanto suele hacer un breve viaje hasta su Tranqueras natal a visitar a sus hermanas y sobrinas.

Luce siempre impecable, pantalones de vestir con su perfecto doblez, camisas blancas radiantes, sus pañuelos, la boina y su “chiflido” amigo.

Cada vez que viajo a mi querido Tambores, al levantarme allí está él, sentadito con su boina en la mano, esperando para regalarme un beso y una sonrisa.
Ha sufrido mucho en su vida, jamás lo vi caer. He aprendido mucho de él, de su silencio, de sus historias, de su paz, de su solidaridad y de su experiencia. A cada día nos deja una lección de vida, y por sobre todas las cosas nos demuestra que debemos vivir pensando en lo que vendrá mañana.
Ese es mi padrino, “don ejemplo”…