La casa de aire

El silencio pega fuerte, camina sobre nubes,
distancia no tangible.

Piezas oscuras y candentes,
pies descalzos que se queman con el frío.

Luz al fondo del pasillo, tenue,
tan cercana y tan distante.

El silencio que acompaña,
va tocando las paredes,
pies descalzos pisan fuerte;
no hay ventanas, sólo puertas…

Pasillo tenebroso al que no teme,
avanza, su mirada que no baja.
No hay guía, no hay camino,
solo sigue caminando.

Piso frío, quebradizo y puntiagudo.
La luz está más cerca, el viento viene y va,
las puertas que lo callan.

Manos; paredes ásperas, voz al aire,
el eco que da miedo, el silencio desespera.

Solo sigue caminando, la luz en el final;
Silencio, miedo. Ella, sigue caminando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s